Fecha: 05/04/2017

Consejos para mantener tu rebanadora, cuchillos y más

En tu negocio, las herramientas que utilizas son lo más importante, y mantenerlas en buen estado debe ser una de tus prioridades. Por eso, hoy te compartimos algunos consejos para que te duren mucho más tiempo y no debas preocuparte por reponerlas

En primer lugar hablaremos de los cuchillos, un utensilio básico para cualquier cocinero y cualquier persona que ejerza un trabajo que involucre alimentos. Seguramente tú tienes tu favorito y cuentas con uno para cada labor. Un buen cuchillo puede durar muchísimos años, pero todo depende del mantenimiento que se le dé.

Mientras mejor sea su estado, mejor se comportará a la hora de cortar y pelar alimentos. Descubre cómo usarlo y mantenerlo apropiadamente:

Ante todo debes saber que siempre debes cortar sobre una superficie adecuada que no dañe el filo del cuchillo. Prefiere siempre una tabla de madera o de plástico, ya que mientras más dura sea la superficie, menos afectará al filo. En segundo lugar, evita usar el cuchillo para otros fines, como cortar bolsas de plástico o hilos. Tampoco uses la parte afilada para recoger los alimentos cortados. En cambio, dale vuelta y usa la parte sin filo. A la hora de guardarlo, asegúrate de colocarle un protector o ubicarlo en un taco de madera especial para cuchillos, ya que esto evitará el roce que desgasta el filo. Y finalmente, mantén tus cuchillos afilados para que siempre obtengas un corte limpio.

Otro aliado, sobre todo en establecimientos como charcuterías, carnicerías y panaderías es la rebanadora. Una herramienta indispensable para la venta de productos como jamón, queso y embutidos. La mayoría de ellas son fabricadas en aluminio anodizado muy resistente, higiénico y fácil de limpiar, que hacen que su mantenimiento no sea tan complicado.

Para conservar en buen estado tu rebanadora lo primero que debes considerar es asegurarte de no rebanar productos con hueso o más duros de los indicados para ese modelo, ya que una rebanadora especial sólo para jamón puede sufrir daños si se usa para picar otros alimentos que, por ejemplo, tengan hueso. Otro aspecto a tomar en cuenta es que debes asegurarte de dejarla apagada siempre, para que no sufra ante eventuales interrupciones de energía. Y finalmente, debes higienizar tu rebanadora después de cada uso, ya que es el depósito perfecto para bacterias que pueden afectar los productos que vendes, perjudicando la reputación de tu negocio.

¿Y qué sucede con tus neveras? Son otra parte importantísima de tu trabajo, ya que en ellas almacenas todos tus productos. De su condición depende el estado final en el que lleguen los productos a manos de tus clientes y puede afectar de forma positiva o negativa las ventas en tu negocio. Para su mantenimiento, debes seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante, asegurándote de contar con un regulador de voltaje que la proteja de cortes de luz e higienizándola con regularidad para mantener el estándar de calidad exigido por las autoridades sanitarias.

Contar con las herramientas de trabajo adecuadas e instalaciones en óptimas condiciones te ayudarán a dar una buena impresión a tus clientes, y si a ello le sumas una buena atención, siempre querrán regresar.

Legal: © 2016 Embutidos Frío Carnes, C.A. - Rif: J-30788196-8 - Todos los Derechos reservados.
Términos Legales | Condiciones de Uso